EEUU: ¿El fin de la clase media?

Capture

 

A propósito de este artículo de Alfredo Toro Hardy en El Universal varias apreciaciones. Cualquier avance tecnológico siempre ha dejado una estela de desempleo atroz pero en el mediano y largo plazo los incrementos de productividad que estos avances  tecnológicos deberían traer consigo hacen que el neto sea positivo. La elevación del nivel de vida es general, mientras no haya un gobierno o una clase usurpadora que capture el grueso de la riqueza generada.

La agricultura hace 150 años acaparaba la mayor parte de la actividad económica. Hoy en los países desarrollados no llega al 10%. Eventualmente los avances tecnológicos generan nuevas economías y con esto nuevos empleos y nuevas oportunidades. Lamentablemente la recapacitación y recalificación de la fuerza laboral no es instantánea, de hecho puede tardar generaciones pero uno de los grandes errores de estos “expertos” económicos es su cortoplacismo. Hay que ver las cosas a largo plazo. En el capitalismo el avance tecnológico es simplemente inevitable. De lo que se trata es de que todos se beneficien de esto incluyendo las clases que se sacrifican en cada salto.

Toro Hardy, al cual respeto mucho por cierto, toma una foto de la situación americana en los momentos y la proyecta para los próximos doscientos años. Nadie pone en duda que la clase media americana esta en serios aprietos pero mucho más grave que la destrucción de empleo (en parte por avances tecnológicos) es el sistema político disfuncional que tienen y las elites a la venezolana que se gastan. Elites que no con poca frecuencia voltean la mirada ante las desigualdades crecientes y pareciera que viven al margen de la realidad.

Detrás de un Warren Buffet quien clama por mayores impuestos, que se avergüenza de que él, una de las personas más ricas del mundo, pague proporcionalmente menos impuestos que su secretaria, hay 30 parásitos de la elite más rancia que no aportan nada empezando por una gran parte del partido Republicano. Sí, no solo en Venezuela tenemos Bolichicos, ¿o debería llamarlos Boligentlemen?

Nada más ilustrativo del impacto de estos cambios tecnológicos (que no necesariamente implican más automatización sino por ejemplo la reconversión industrial de manufactura a servicios) que el Reino Unido. Thatcher destruyó la manufactura en ese país en los 80 en parte como efecto colateral en su verdadero objetivo el cual era la destrucción de los sindicatos. 30 años después el Reino Unido es un país muchísimo más rico y Londres una de las ciudades más prosperas del mundo. Inglaterra no es la otrora potencia manufacturera que fue pero who cares? Obviamente esto dejo una estela de desempleo y desolación importante pero al cabo de dos generaciones nadie duda de que el efecto global fue positivo. El país está infinitamente mejor que en los 70 y 80 donde la basura ni se recogía de las calles. Y la transición fue positiva y no hubo una verdadera fractura social porque se respetó el estado de bienestar social. El Reino Unido es un país donde consistentemente los impuestos siempre han sido altos en comparación con otros países. Esto aunado a una democracia ejemplar ayudo a sobrellevar lo que en otras partes pudo haber sido catastrófico a nivel social.

Esta reconversión en USA se da a cabo en un momento álgido no solo a nivel político sino social en un país muchísimo más heterogéneo (y por lo tanto más difícil de gobernar) que apenas dos décadas atrás. Una época con una explosión de paraísos fiscales cada vez más sofisticados y unas elites dispuestas a pagar cero impuestos pero raudas a salir con banderas a protestar con el Tea Party dándose golpes patrióticos en el pecho. El problema sin embargo no es el avance tecnológico. El problema señor Hardy no es el hardware sino el software.

P.D. Los sindicatos fueron al Reino Unido en los 70 los que los militares son a Venezuela bueno desde que tengo uso razón de hecho. Un grupo parasitario, inútil, enlodado en coca pero con muchísimo poder y privilegios. Allá sin embargo les cayeron a coñazos y los dejaron que se murieran en sus inútiles huelgas de hambre. ¿Aquí quien le pondrá la cascabel al gato? La consecuencia de darle una pistola a un mono.

Anuncios